Índice del artículo

Prevención de enfermedades durante el embarazo

La prevención es la mejor manera de evitar algunas enfermedades que pueden aparecer durante el embarazo. Como estas enfermedades pueden no presentar ninguna señal o síntoma, es importante para la embarazada prevenir y realizar el prenatal. Algunas de estas enfermedades son:

Toxoplasmosis

También conocida como “Enfermedad del gato”, la toxoplasmosis puede ser transmitida de la madre al bebé durante el embarazo.

Además de evitar el contacto con las heces (la caca) de gato, las embarazadas deben hacer el prenatal, porque en el prenatal se hace el examen para saber si ella ya ha tenido esa enfermedad. También es recomendable lavar bien los vegetales y frutas, y evitar comer carnes crudas o mal cocidas.

Sífilis

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual fácil de tratar. Pero cuando no es tratada, puede afectar gravemente a la embarazada y al bebé. Por eso, el acompañamiento del prenatal se debe iniciar enseguida que la mujer sabe que está embarazada.

Si el médico, a través del examen de sangre, verifica que la embarazada tiene sífilis, el médico debe tratar también al compañero de la embarazada.

Sida

El Sida es una enfermedad que ataca a las defensas del cuerpo. Cuando se descubre la enfermedad al comienzo del embarazo es más fácil seguir el tratamiento, y, de este modo, son grandes las posibilidades de que el bebé nazca sin el virus causante de la enfermedad (HIV ó VIH). Por eso, todas las embarazadas se deben hacer el examen para saber si tienen el virus HIV (VIH) durante el prenatal.

Atención La mujer portadora del virus HIV no debe amamantar, pues la enfermedad puede contaminar a su bebé a través de la leche materna. El profesional del Servicio de Salud debe dar la orientación sobre cómo alimentar al bebé.

Tétano neonatal

El tétano neonatal (mal de los siete días) es una infección que se produce por la contaminación del ombligo y que se puede evitar por la vacuna contra el tétano. Durante el prenatal, la embarazada debe ser orientada sobre esta vacuna. De este modo, además de protegerse contra esta enfermedad, protegerá también la salud de su bebé.

Las dosis de la vacuna que la gestante va a recibir dependen de la situación de vacunación en que ella se encuentra, es decir, si ya recibió o no alguna dosis de vacuna.

Mire en el Cuaderno del Líder el esquema de vacunas de su país.