01 gestante r

Foto: Antonio Marques

Lactancia materna

La lactancia materna es muy importante para la salud de la madre y del bebé. ¿Vemos por qué?

La leche materna es el alimento más completo para el bebé. Es el único alimento que él necesita hasta los seis meses de edad. Por eso es bueno conversar con la embarazada, con su compañero y con toda la familia sobre la importancia del amamantamiento. Cuando el compañero y otras personas de la familia incentivan al amamantamiento materno, la  madre se tranquiliza y amamanta a su bebé durante más tiempo.

Las conversaciones sobre el amamantamiento se pueden basar en lo que la embarazada y su compañero quieren saber. Esto facilita que escuchen y pongan en práctica las orientaciones del líder.

Un buen comienzo es conversar sobre las experiencias de amamantamiento que la embarazada conoce. Lo que las hermanas, abuelas, suegra, madre, amigas y el compañero hablan sobre amamantamiento puede influir en la embarazada y en su voluntad de amamantar.

01 gestante s

Foto: Eli Pio

Líder, para animar a la madre a amamantar, converse sobre las ventajas del amamantamiento para el bebé:

  • La leche materna protege al bebé contra enfermedades como alergias, diarrea, resfriados, infecciones urinarias y respiratorias;
  • La leche materna es de fácil digestión;
  • Mamar desarrolla y fortalece la musculatura de la boca del bebé, mejorando la masticación, el acto de tragar y el lenguaje;
  • Es un momento muy especial, que fortalece la relación entre la madre y el hijo y transmite la seguridad, cariño y amor que el bebé necesita para desarrollarse bien;
  • Es un alimento completo. 
01 gestante t

Foto: Guatemala

Ventajas de la lactancia materna para la madre:

  • Ayuda a disminuir el sangrado después del parto, haciendo que el útero y el volumen de los senos, vuelvan al tamaño normal más rápidamente;
  • Aumenta el lazo afectivo con el bebé;
  • En los primeros meses, el amamantamiento impide la ovulación, actuando como un anticonceptivo natural. Pero, para que la madre no quede embarazada, es necesario que el bebé mame solamente el pecho, siempre que tenga ganas, sin tomar té ni agua;
  • Es económico y ya está preparado para tomar;
  • Disminuye el riesgo de cáncer de mama y de ovario.

Amamantamiento: ¡Es bueno para la madre y mejor para el bebé!

“Pues nadie odia a su propio cuerpo, antes bien lo alimenta y lo cuida como hace Cristo con su Iglesia.” Efesios 5,29