Índice del artículo

Alimentación y lactancia materna

Foto: Bolivia – Archivo Pastoral del Niño y de la Niña

El niño ya sabe comer solito. Cuando come junto a las otras personas de la familia, él se alimenta mejor. Es necesario que haga una merienda (que coma algo) entre las comidas principales pues su estómago es pequeño y no le cabe mucha comida. En estas meriendas es bueno darle frutas de la región. El niño que desde temprana edad come frutas, verduras y legumbres variadas recibe mayores cantidades de vitaminas, hierro y fibras, además de adquirir hábitos alimenticios saludables.

En sus primeros años de vida, es bueno evitar que el niño coma en su alimentación azúcar, café, enlatados, frituras, refrescos, caramelos, saladitos y otras golosinas. No es comida saludable y le quitan las ganas que el niño necesita tener para comer alimentos nutritivos.