Sarna

Foto: Dermatologia Pediátrica UFPR

La sarna aparece en forma de bolitas rojas que forman un túnel debajo de la piel. Salen por todo el cuerpo, especialmente entre los dedos, en las axilas, en la cintura, en las nalgas y en los genitales, causando mucha picazón.

El contagio ocurre por el contacto con la piel y con objetos de personas con sarna, como: ropas personales, toallas o ropa de cama.

 

Es necesario usar un medicamento adecuado para acabar con la sarna. Durante el tratamiento, las ropas, incluso la de cama y baño, se deben lavar y planchar con la plancha bien caliente, además de cambiarlas todos los días. También ayuda dejar secar la ropa al sol fuerte.

Es bueno limpiar las uñas de los niños para quitar los parásitos que allí quedan cuando se rascan y así evitar contagiarse de nuevo. Si alguien más de la familia tiene sarna, es necesario que todos hagan el tratamiento al mismo tiempo.

El baño diario con agua y jabón, el lavado de la cabeza y el uso de ropas limpias ayudan a prevenir el contagio de piojos, sarna y otras enfermedades de la piel.

Atención Si el niño se baña en una bañera (tina) o en una palangana profunda, es necesario que siempre haya alguna persona junto a él, para evitar que el niño se ahogue.