Higiene

Foto: Teotônio Roque

Ahora el niño ya tiene varios dientes y es necesario limpiarle bien todos los dientes. Ahora hace falta usar un cepillo de dientes pequeño y suave, sin pasta de dientes. Oriente a los padres para:

• Cepillar con movimientos circulares el lado de fuera de los dientes que están junto a la mejilla;

• Luego, cepillar el lado de dentro de los dientes, que están junto a la lengua;

• Cepillar la parte plana de las muelas con un movimiento de vaivén;

• Limpiar también las encías y la lengua con el cepillo de dientes.

Es importante cepillar los dientes del niño después de cada comida, después de comer alimentos azucarados y antes de dormir. Esto evita la formación de la placa bacteriana, que forma las caries.

La salud bucal depende de una alimentación saludable y de la higiene de los dientes.

La aparición de una mancha blanca en el diente es la primera señal de atención. Esta mancha significa que tiene una caries, pero que todavía no tiene un agujero en el diente. Es necesario que el niño vaya al dentista.

Foto: Arquivo Pastoral da Criança

El niño todavía no controla los músculos que retienen el pis y la caca. Cuando el mismo niño avisa o alguien percibe que quiere hacer caca, se le puede colocar en la bacinilla (bacín) y esperar a ver si hace. Nunca fuerce a un niño, pues todavía es muy pequeño, y poco a poco, va a entender que tiene un lugar propio para hacer caca y pis.

Es necesario enseñar al niño a lavarse las manos antes de comer, lo mismo que deben hacer todas las personas de la familia.

Usar letrinas o retretes sanitarios evita que las lombrices de las heces (la caca), contaminen a otras personas y causen enfermedades. Para prevenir la aparición de ratas, cucarachas y moscas, que traen enfermedades, se debe mantener la basura dentro de bolsas plásticas cerradas y no tirarlas a la calle o terrenos abandonados. Los cuidados con la higiene, dentro y fuera de la casa, son importantes para la salud de toda la comunidad.

Líder, si un niño no tiene su vacunación al día o no tiene el registro de las vacunas que le han puesto, oriente a la familia para que vaya al servicio de salud. Allí, los profesionales de la salud resolverán la situación.