Alimentación y lactancia materna

Líder, explique a los padres y familiares que el niño de esta edad come los mismos alimentos que la familia, solamente que en menor cantidad. Como ya tiene más dientes, consigue masticar mejor. Le gusta intentar comer y beber agarrando la cuchara y el vaso con su propia manita. Haciendo esto va aprendiendo a comer solito.

Para evitar el desperdicio de alimentos, es bueno que los padres coloquen pequeñas cantidades de cada alimento en el plato del niño. Después de comer lo que se ha colocado en su plato, los padres deben poner más comida hasta que no quiera más.

Foto: Arquivo Pastoral da Criança

Además de comer otros alimentos, es bueno que el niño mame del pecho entre las comidas. ¡La leche materna continúa siendo una fuente de salud para el niño!

Líder, cuando el niño está aumentando mucho de peso, es bueno conversar con los padres sobre los hábitos alimenticios de la familia. Los niños que maman del pecho tienen menos probabilidades de ser obesos cuando son adultos.

La obesidad puede causar problemas respiratorios, presión alta y diabetes.

“...porque comer demasiado enferma, y la gula provoca indigestión. Mucha gente ha muerto por esos excesos, mientras que los que se moderan prolongan su vida.” Eclesiástico 37, 33-34