Índice del artículo

05 gestante j

 Foto: Pedro Serápio

Bebés con bajo peso

Algunos bebés pueden nacer con peso por debajo de los dos kilos y medio – 2.500 gramos (5 libras y 8 onzas – cinco libras y media). Estos bebés necesitan quedarse internados en el hospital durante más tiempo para recibir cuidados especiales.

Lo ideal sería que la madre se pueda quedar junto a su bebé en esta etapa, o la madre y el padre deben visitarlo siempre que sea posible.

En estas ocasiones es importante amamantar al bebé y dejar el cuerpo de él junto al cuerpo de la madre, para que se mantenga calentito y se sienta como si todavía estuviera dentro de la barriga, recibiendo el estímulo en la piel, sintiendo el olor y los movimientos de la madre. El padre también puede permanecer con el bebé junto a su cuerpo para ir reforzando su relación con él y ayudar a la madre. 

El bebé con bajo peso debe mamar más veces al día, y por la noche también. Si pasara más de tres horas durmiendo, hay que despertarlo delicadamente para mamar. De este modo el bebé aumenta de peso más rápidamente.

Las madres y padres tienen derechos y deberes con relación al nacimiento del bebé. Vea bien esto en el item Derechos y Deberes de los Padres, en el Cuaderno del Líder.