Índice del artículo

05 gestante d

Foto: Arquivo da Pastoral da Criança

Observando al bebé recién nacido

Cuando nace, la piel del bebé es lisa y está cubierta por una capa de grasa que lo protegía dentro del útero.

Algunos bebés tienen pelos finitos y largos en la espalda, en las orejas y el rostro. En general, en una semana, estos pelos desaparecen.

El bebé puede tener puntitos en la nariz, que se parecen a pequeños granitos o espinillas. Estos puntitos nunca se deben apretar, porque se pueden inflamar. Pasados uno o dos meses desaparecerán.

05 gestante e

Foto: Katiuscia Dier Francisco

La cabeza del bebé es grande en relación al cuerpo. Los huesos de la cabezatodavía no están unidos, por eso el bebé tiene la mollera.

Algunos bebés pueden nacer con estos huesos unos sobre otros. Esto es normal y ocurre para facilitar el paso de la cabeza del bebé por el canal de parto. No es necesario usar gorritos, telas, para proteger la mollera. Ella se va cerrando a medida que el bebé crece.

En el parto normal, el bebé puede nacer con una cierta hinchazón (caput) en el cuero cabelludo. Esto sucede por la presión que la cabeza del bebé hace para dilatar el cuello del útero. Después de algunos días la cabecita del bebé vuelve a su forma normal. El bebé también puede nacer con la cara hinchada, con marcas o manchas. Algunos bebés pueden tener una mancha en la región de las nalgas, que también desaparecerá con el tiempo.

Tanto los niños como las niñas pueden nacer con las mamas hinchadas. Esto ocurre porque las hormonas de la madre pasan al cuerpo del bebé por el cordón umbilical. Las mamas no se deben apretar. Se puede hacer daño al bebé y causar inflamación. Poco a poco la hinchazón desaparecerá.

La barriga del bebé es alta y grande. Cuando respira, su barriga sube y baja. El cordón umbilical es grueso, blanquecino y húmedo. Los brazos y las piernas del bebé son cortos en relación al cuerpo.

05 gestante f

Foto: Teotônio Roque

Los niños pueden nacer con el escroto grande y lleno de líquido, que tiende a disminuir de tamaño en los primeros meses. También pueden nacer con el escroto flojo, porque los testículos todavía no han bajado de la barriga. (Escroto es el saquito o bolsita que envuelve los dos testículos).

Las niñas pueden nacer con las partes íntimas (labios mayores) hinchadas y presentar un poco de secreción blanquecina o incluso sangrado oscuro, que sale por la vagina. Esto también ocurre por el paso de las hormonas a través del cordón umbilical. La madre no debe preocuparse, pues esto va a desaparecer en pocos días.