Índice del artículo

05 gestante b

Foto: Teotônio Roque

El parto

El nacimiento de un bebé es la celebración de la vida y de la esperanza. Un milagro que Dios ha realizado.

Se debe hacer todo lo necesario para que la llegada del bebé sea natural, sin riesgos ni sufrimiento para la madre ni para el bebé. En un parto bien asistido, la madre y el bebé son tratados con respeto, cariño y atención. Son atendidos en locales en buenas condiciones de higiene y por profesionales de la salud capacitados para prevenir o resolver los problemas que puedan aparecer.

Si es posible, es bueno que el padre esté presente en el momento del parto y enseguida después del nacimiento. Esto demuestra su compromiso con el bebé y ayuda a la relación entre ellos. 

Mire en el Cuaderno del Líder las instrucciones específicas de su país sobre el acompañamiento en el parto