03 gestante b

Foto: Eli Pio

Hablando sobre la embarazada

En este trimestre, la embarazada se siente mejor, más dispuesta y alegre, porque su cuerpo ya se está acostumbrando a los cambios provocados por el embarazo.

En esta etapa, es normal e aparezca una línea oscura, que va desde la parte inferior de la barriga hasta el ombligo. En la cara pueden aparecer manchas oscuras. Para que estas manchas no aumenten, es bueno que la embarazada proteja su cara de los rayos del sol, usando gorrita, sombrero o sombrilla.

En el quinto mes, la futura mamá comienza a sentir los movimientos del bebé cada vez más intensos. Él empieza a estar más activo en determinadas horas del día y también pasa por momentos de reposo.

03 gestante c

Foto: Rodolpho Bührer

En el sexto mes, la barriga ya es bien visible. La embarazada aumenta de peso un poco cada mes. Si engorda mucho, puede tener dolor en la columna, además de estrías en los senos y en la barriga. Si las estrías producen picor (comezón) es bueno que la embarazada pase en la barriga y los pechos una pasta hecha con un poco de agua y almidón / fécula de maíz (maizena) o almidón / fécula de mandioca (yuca).

Es bueno que los padres continúen conversando con el bebé. Cuando este bebé no es el primer hijo, es bueno que hagan participar a los otros hijos en estas conversaciones. De esta forma, los niños pueden entender y aceptar mejor la llegada del nuevo hermano – esto ayuda a evitar que se sientan rechazados o abandonados después del nacimiento del bebé.

Durante el embarazo, algunas parejas sienten que el deseo sexual aumenta, y otras sienten pocas ganas de tener relación sexual.

La pareja puede continuar manteniendo relaciones sexuales. Solamente hay que evitarlas si la embarazada sangra, si pierde líquido o si tiene dolores fuertes.

”Que su amor no sea una farsa; aborrezcan lo malo y apéguense a lo bueno. Ámense de verdad unos a otros como hermanos y rivalicen en la estima mutua.” Romanos 12,9-10