Índice del artículo

07 bebe j

Foto: República Dominicana – Archivo de la Pastoral Materno Infantil

Indicadores de acompañamiento del niño

Para desarrollarse, un niño necesita vivir en un ambiente favorable. Para apoyar la creación y organización de ese ambiente, la Pastoral de la Niñez cuenta con indicadores de Salud, y otros que se llaman Indicadores de Oportunidades y Conquistas.

Los indicadores de salud se refieren al amamantamiento, peso, diarrea, vacunación y acceso a los Servicios de Salud.

Los indicadores de oportunidades y conquistas intentan mostrar si el niño encuentra situaciones que promueven su desarrollo dentro de la familia y en la comunidad. Las oportunidades permitirán que el niño realice conquistas, es decir, que aprenda nuevas habilidades y se desarrolle.

Lo que hace crecer y desarrollarse a un niño son los cuidados de su salud, el amor, la atención y la participación en las actividades de su familia y de su comunidad. Siendo así, si queremos acompañar y promover el desarrollo del niño, es importante observar cómo está su situación de vida.

Verifique en su Cuaderno del Líder qué vacunas debe recibir el bebé en cada edad y oriente a los padres para que lleven a vacunar a su bebé.

Registro del niño en la Pastoral de la Niñez

Líder, enseguida que el bebé nace, visítelo y regístrelo en la misma hoja de acompañamiento en que están los datos de su madre.

En el encabezado, en la parte superior, están las preguntas 1, 2, 27 y 28, que usted va a responder cuando el bebé es registrado o cuando comienza un Cuaderno nuevo, o incluso cuando el niño sale de la Pastoral.

Las preguntas de la 5 a la 18 tratan sobre el desarrollo del niño, y usted las va a responder todos los meses, de acuerdo a la edad del niño acompañado.

En el Cuaderno del Líder:

• En la pregunta 1, anote la fecha de nacimiento del niño y el peso del bebé al nacer. Vea este peso en la Libreta de Salud o en la Declaración de Nacidos Vivos (hoja entregada a los padres en algunas maternidades). En el caso de que el niño no haya sido pesado al nacer, debe pesarlo enseguida que sea posible, con preferencia en la primera semana de vida. En el caso de que el bebé sea mayor y usted no sabe cuál era su peso al nacer, anote [?] (interrogación).

• En la pregunta 2, anote [S] (sí) si el bebé nació con bajo peso.

• o anote [N] (no) si el bebé nació con peso adecuado, o con buen peso.