Índice del artículo

Lactancia materna

07 bebe a

¿Durante el amamantamiento hay intercambio de
miradas y cariño entre la madre y el bebé?

Foto: J. R. Ripper

El amamantamiento es muy importante para el bebé y la madre. Además de que el bebé recibe un alimento hecho especialmente para él, es el momento en que madre e hijo están más unidos.

El intercambio de miradas y caricias durante el amamantamiento refuerza los lazos de unión entre la madre y su bebé. En cada mamada el bebé y la madre se van conociendo más, queriéndose más. Por eso, es muy importante que usted, líder, observe cómo la madre y su bebé se están relacionando durante el amamantamiento.

Diga a la madre que cuando el bebé la está mirando mientras mama, él se pondrá muy feliz si ella también lo mira. Esto es algo muy bueno para los dos. Intente animar a la madre a que hable siempre con el bebé, acaricie su cuerpecito y lo mire mientras mama.

Hasta los seis meses, el bebé solamente necesita recibir leche del pecho de la madre. Es bueno explicar a la madre que la leche en polvo no tiene las mismas ventajas que la leche materna. 

Los bebés que son alimentados con otro tipo de leche tienen más riesgo de tener neumonía, diarrea, infecciones de oído, alergia e  infección de orina. Además de que los bebés sufren más con estas enfermedades, éstas también aparecen con mayor gravedad. Esto sucede porque las defensas del cuerpo del bebé no están reforzadas con la protección que da la leche materna.

Ofrecer otros alimentos o líquidos al bebé antes de los seis meses de edad aumenta la probabilidad de que el bebé abandone la leche materna. Esto no aporta ningún beneficio para su crecimiento.

Cuando el bebé recibe líquidos o alimentos, será necesario tener mucho cuidado con la higiene en la preparación de los mismos, y también con los recipientes y cucharas utilizadas para servir estos alimentos al bebé.

“Cuando entren en una casa,
lo primero saluden: Paz a esta casa.”
Lucas 10,5


07 bebe b

Archivo Pastoral Materno Infantil – República Dominicana

Cómo el bebé puede aprender y desarrollarse

Cada día que pasa, los padres y el bebé se van conociendo mejor. El bebé está muy unido a la madre. Ella es su fuente de seguridad y de amor. Al bebé le gusta quedarse en su egazo y ser mecido por ella. Cuando la madre coloca al bebé cerca de su corazón, él escucha de nuevo los latidos que conoce tan bien. Así recuerda las sensaciones que tenía cuando todavía estaba en la barriga de la madre. Todo esto ayuda a que el bebé esté más tranquilo y se sienta más seguro.

Al bebé también le gusta escuchar la voz del padre. Cuando la madre y el padre hablan o le cantan suavemente, están demostrando al bebé que lo aman.

07 bebe c

Foto: Reinaldo Okita

¿El bebé se tranquiliza cuando oye la voz de los papás, o cuando lo tocan o lo mecen?

Tenerlo en brazos responde a la necesidad de contacto del bebé con los padres y es una demostración de amor. Si está incómodo, agitado o llorando, el bebé se tranquiliza cuando los padres lo toman en brazos, le hablan, le cantan, o lo mecen suavemente. Cada bebé tiene una forma diferente de tranquilizarse.

El llanto es una forma de comunicación del bebé. Si lo alzamos en brazos para ver por qué está llorando no significa que lo estamos acostumbrando mal. El bebé que no es atendido cuando llora, generalmente se hace más llorón. El bebé que es atendido siente que hay alguien que lo cuida y se tranquiliza.

La visión y la audición del bebé todavía se están perfeccionando pero él escucha y ve parcialmente lo que ocurre a su alrededor. Es común que el bebé sea un poco bizco hasta los seis meses de edad.



07 bebe d

Dormir con la barriga hacia arriba es más seguro

Es posible reducir en más de un 70% la muerte súbita de bebés. Para esto oriente a los padres a:

• Colocar a su bebé con la barriga hacia arriba para dormir.

• Dar solamente leche materna hasta el 6º mes.

• No fumar y no dejar fumar dentro de su casa, principalmente durante el embarazo y en presencia de niños pequeños.

• No abrigar mucho al bebé. 

• Dejar fuera de la cuna almohadas, juguetes, almohadones y otros objetos blandos.

El bebé necesita un lugar que sea solamente de él para dormir, preferentemente tranquilo y ventilado. 

Si la casa está en un lugar que tenga mosquito o mosca, es bueno cubrir, con cortinas, el lugar donde el bebé duerme.

Es bueno para el bebé tomar un poco el sol, todos los días, antes de las nueve horas de la mañana o después de las cuatro horas de la tarde. En esos horarios el sol es fuente de salud.


07 bebe e

Foto: Bolivia – Archivo Pastoral del Niño y de la Niña

Higiene

El bebé necesita bañarse todos los días. En regiones de clima caluroso, se puede bañar varias veces al día. En lugares de clima frío, lo mejor es bañarlo en los momentos más calientes del día, protegiendo del viento al bebé para que no se resfríe.

Las ropitas y pañales del bebé deben ser bien lavadas, aclaradas y, siempre que sea posible, colocadas al sol para secar. Lo mejor es lavarlas separadamente. Todo esto ayuda a prevenir rozaduras, alergias e infecciones en la piel del bebé.

El bebé pequeño siente más frío que un adulto. Por eso hasta en regiones de clima caliente es bueno ponerle ropa ligera. En lugares fríos, es importante mantener al bebé bien abrigado.

Atención Si al bebé se le ponen los pies, manos y labios morados después de ser alimentado, aunque esté abrigado, puede tener algún problema en el corazón y necesita ser examinado por el médico lo más rápidamente posible.

 


Organizando las actividades del líder

La Pastoral de la Niñez se basa en el Evangelio de la Multiplicación de los Panes y los Peces para iniciar y organizar el trabajo en las comunidades.

1 - El evangelio de San Marcos 6,30-44 nos dice que Jesús escuchó todo lo que los apóstoles habían hecho y enseñado: • Líder, ¿usted, cómo se siente actuando en la Pastoral de la Niñez?

2 - En este mismo Evangelio, Jesús propone que los apóstoles descansen un poco. Ellos se fueron hacia un lugar desierto, solos. Pero la multitud se queda atrás, pues eran como ovejas sin pastor. • Líder, ¿cuántos niños y embarazadas de su comunidad necesitan la Pastoral de la Niñez?

3 - Los discípulos querían que Jesús despidiese a la multitud, para que buscasen abrigo y comida, pero Jesús les ordena “Denles ustedes mismos de comer”: • ¿Cómo enfrentar el desafío que Jesús nos plantea hoy, para que seamos responsables de llevar vida en abundancia a todos los niños y embarazadas de nuestra comunidad?

4 - Jesús preguntó a sus discípulos “¿Cuántos panes tienen?, vayan a ver.” Un discípulo de Jesús le dijo: “Hay aquí un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces, pero ¿qué es esto para tantos?” (Juan 6, 8-9) • ¿De qué recursos disponemos en nuestras comunidades? (servicios de salud, escuelas, iglesias, asociaciones de barrio, etc.) • ¿Qué personas pueden ayudarnos en nuestra misión? • ¿Esto es suficiente para satisfacer las necesidades de la gente de nuestra comunidad?

5 - Jesús, entonces, pidió a los discípulos que organizaran a la gente en pequeños grupos para alimentarse: • Y nosotros, ¿cómo podemos organizar nuestra comunidad en pequeños grupos de familias para cada líder?

6 - Entonces Jesús tomó los panes y los peces, pronunció la bendición, partió los panes y los peces y se los dio a sus discípulos para que los distribuyeran: • ¿Cómo compartimos nuestros dones, nuestro tiempo, conocimientos, experiencia de vida y amor con nuestro prójimo?

7 - Todos comieron y se saciaron, y todavía sobró mucho: • ¿Creemos que lo poco que tenemos, cuando lo compartimos con la bendición de Jesús, es mucho? • ¿Cómo saber si lo que compartimos está ayudando en la búsqueda de la vida plena para todos los niños y las embarazadas?

07 bebe g

Para organizar a las familias, es importante que los líderes hagan un mapeo de la comunidad; esto es, identificar quiénes son y dónde viven las familias con embarazadas y niños hasta los seis años de edad. Enseguida, es necesario que los líderes organicen los grupos de familias, a los que cada líder va a acompañar. 

Cuando hay muchas familias, es necesario, en un primer momento, atender a las más necesitadas. Por ejemplo: las familias que tienen embarazadas, bebés o niños enfermos. Después el coordinador de ramo (parroquia), con la ayuda de los líderes ya preparados y en activo, buscará la ayuda de otros líderes para poder acompañar a todas las familias identificadas en la comunidad.

“Si uno de ustedes tiene cien ovejas y se le pierde una ¿no deja las noventa y nueve en el campo, y va a buscar a la descarriada hasta que la encuentra?” Lucas 15,4

Jesús pidió a sus discípulos que miraran si toda la multitud estaba alimentada. También es necesario ver si todas las embarazadas, niños y familias acompañadas están consiguiendo mejorar su situación de vida. Para evaluar el trabajo que realiza, la Pastoral de la Niñez usa los indicadores del Cuaderno del Líder.

¡Es el milagro de Jesús que se repite hoy!


07 bebe h

Foto: Archivo Pastoral del Niño y de la Niña

Promoviendo un ambiente que favorece el desarrollo

Cuando hablamos de desarrollo, estamos hablando de cambios. Estos cambios son posibles gracias a los cuidados, atención, relaciones y actividades que se ofrecen desde la concepción del bebé, y que continúan durante toda la vida de una persona.

Los adultos, en la familia y en la comunidad, son responsables de crear un ambiente favorable al desarrollo de la criatura; es decir, deben proporcionar condiciones y oportunidades para que el niño se desarrolle.

07 bebe i

Foto: Eli Pio

Cada niño se desarrolla a su manera, esto significa que cada niño tiene un modo único de responder a las condiciones y oportunidades que recibe.

También los niños que nacen con alguna diferencia en el funcionamiento de su organismo – por ejemplo, un niño con sordera – tiene su modo propio de desarrollarse. El líder puede ayudar a la familia a aceptar y comprender que el desarrollo de este niño va a ser diferente, pero que tiene el derecho, como todos los niños, a aprender y desarrollarse.

 


07 bebe j

Foto: República Dominicana – Archivo de la Pastoral Materno Infantil

Indicadores de acompañamiento del niño

Para desarrollarse, un niño necesita vivir en un ambiente favorable. Para apoyar la creación y organización de ese ambiente, la Pastoral de la Niñez cuenta con indicadores de Salud, y otros que se llaman Indicadores de Oportunidades y Conquistas.

Los indicadores de salud se refieren al amamantamiento, peso, diarrea, vacunación y acceso a los Servicios de Salud.

Los indicadores de oportunidades y conquistas intentan mostrar si el niño encuentra situaciones que promueven su desarrollo dentro de la familia y en la comunidad. Las oportunidades permitirán que el niño realice conquistas, es decir, que aprenda nuevas habilidades y se desarrolle.

Lo que hace crecer y desarrollarse a un niño son los cuidados de su salud, el amor, la atención y la participación en las actividades de su familia y de su comunidad. Siendo así, si queremos acompañar y promover el desarrollo del niño, es importante observar cómo está su situación de vida.

Verifique en su Cuaderno del Líder qué vacunas debe recibir el bebé en cada edad y oriente a los padres para que lleven a vacunar a su bebé.

Registro del niño en la Pastoral de la Niñez

Líder, enseguida que el bebé nace, visítelo y regístrelo en la misma hoja de acompañamiento en que están los datos de su madre.

En el encabezado, en la parte superior, están las preguntas 1, 2, 27 y 28, que usted va a responder cuando el bebé es registrado o cuando comienza un Cuaderno nuevo, o incluso cuando el niño sale de la Pastoral.

Las preguntas de la 5 a la 18 tratan sobre el desarrollo del niño, y usted las va a responder todos los meses, de acuerdo a la edad del niño acompañado.

En el Cuaderno del Líder:

• En la pregunta 1, anote la fecha de nacimiento del niño y el peso del bebé al nacer. Vea este peso en la Libreta de Salud o en la Declaración de Nacidos Vivos (hoja entregada a los padres en algunas maternidades). En el caso de que el niño no haya sido pesado al nacer, debe pesarlo enseguida que sea posible, con preferencia en la primera semana de vida. En el caso de que el bebé sea mayor y usted no sabe cuál era su peso al nacer, anote [?] (interrogación).

• En la pregunta 2, anote [S] (sí) si el bebé nació con bajo peso.

• o anote [N] (no) si el bebé nació con peso adecuado, o con buen peso.


07 bebe k

Foto: Eli Pio

Indicadores de oportunidades y conquistas

El primer indicador de oportunidades y conquistas aparece en la página 107 de este Manual. Estos indicadores se encuentran organizados en ocho etapas de edad, que se inician en el primer mes de vida del bebé y terminan cuando el niño cumple seis años. En cada etapa de edad, hay cuatro indicadores.

Estos indicadores sirven para valorar y estimular actitudes en la familia y en la comunidad que promuevan el desarrollo del niño. Estos no sirven para evaluar el desarrollo. Son, en especial, un “motivo de conversación” con la familia, una forma de comenzar y mantener un diálogo. Por medio de estos indicadores, usted, líder, debe conversar y pensar junto a los padres qué situaciones del día a día de la familia pueden ser oportunidades que el niño necesita y qué cosas favorecen su desarrollo.

07 bebe l

 En el Cuaderno del Líder está la siguiente pregunta: 

La pregunta 13 se responde con la ayuda de los indicadores que están escritos en la tapa de atrás del Cuaderno del Líder, y también con este Manual. De acuerdo a la edad del niño, converse sobre los indicadores con la madre o con la persona que lo cuida.

En cada uno de los cuadritos de la pregunta 13 anote:

• [S] (Sí) si el indicador ha sido alcanzado;

• [N] (No) si el indicador no ha sido alcanzado;

• [?] (interrogación) si tiene dudas o no ha conseguido observar el indicador.

Si hay una diferencia entre lo que usted observa y la respuesta de la madre o de quien cuida al niño, anote [?] (interrogación).

En la respuesta a los indicadores de Oportunidades y Conquistas es necesario tener en cuenta que cada familia tiene su modo de cuidar y educar a sus niños y que cada niño tiene su forma y ritmo para desarrollarse.

07 bebe m

Cuando la respuesta a un indicador es [N] (No), siempre es necesario investigar.

La respuesta puede indicar, por ejemplo, que es necesario crear las oportunidades que están descritas en los indicadores y que todavía no forman parte de la costumbre de la familia. Por ejemplo, en el caso de un bebé de 6 meses que todavía no ha sido alcanzado el indicador “¿Las personas de la familia animan al bebé a jugar con los objetos?”. Usted, líder, conversando con los padres, puede observar con atención para saber qué es lo que está sucediendo y pensar cómo ayudarlos.

07 bebe n

¿La familia tiene algún modo de ofrecer al bebé objetos para que él juegue? ¿La familia sabe que es importante ofrecer objetos al bebé?

Cuando las oportunidades están presentes, la mayoría de los niños alcanzan las conquistas descritas en los indicadores al final de cada etapa de edad.

La respuesta [N] (No) a un indicador que se refiere a oportunidad y conquista, al mismo tiempo, puede significar o que el niño no ha tenido la oportunidad, o que todavía está conquistando la habilidad. Este es el caso, por ejemplo, del indicador “¿Cuando alguien coloca al bebé sentado con apoyo, él consigue permanecer así?”.

07 bebe o

Una situación distinta es cuando el niño tiene una manera diferente de manifestar sus conquistas debido, por ejemplo, a tener una diferencia en el funcionamiento de su cuerpo – como sería el caso de un niño sordo. En este caso, la respuesta a los indicadores relacionados directamente a la audición sería [N] (No). Una explicación para estos casos se verá en la página 265.

Se debe prestar mucha atención cuando algún indicador no fue alcanzado al final de la etapa de edad, es decir, que sigue teniendo la respuesta [N] (No). En este caso es necesario continuar observando al niño y orientando a los padres en los meses siguientes. Es importante también que usted, líder, vea junto al coordinador del ramo (parroquia) qué más se puede hacer.

El objetivo de los indicadores es indicar al líder cuándo la familia necesita más ayuda.


Fin del período de recuperación (puerperio)

La madre debe volver al hospital para la revisión, de acuerdo a la fecha anotada el día en que salió del hospital.

Esta consulta de revisión tiene lugar un mes después del parto. Es bueno que el compañero acompañe a la mujer. Así, pueden recibir orientaciones sobre el espaciamiento recomendable entre un embarazo y otro.

El período de posparto dura cuarenta días. Cuando la mujer está bien, la pareja puede volver a tener relaciones sexuales después de este período de tiempo.

Mire en el Cuaderno del Líder las instrucciones específicas de su país sobre el suplemento de hierro para la mujer después del parto.

En el Cuaderno del Líder:

• En la pregunta 5, la edad del niño se puede anotar en meses o años.

• En la pregunta 6, anote [S] (Sí) si estas tres situaciones ocurren juntas:

– Usted ya ha ido a la casa del niño;

– Usted ha visto al niño, aunque él estaba durmiendo;

– Usted ha conversado, en el momento de la visita, con la

madre o con otro responsable de cuidar al niño, sobre los asuntos del cuadro “Visita Domiciliaria”.

• En la pregunta siguiente – el niño mama el pecho – anote si el niño mama del pecho.

Visita Domiciliaria

En estas visitas es importante:

• Observar al bebé cuando está mamando y si se agarra al pecho correctamente (ver página 113);

• Insistir con la madre sobre el amamantamiento exclusivo;

• Observar y conversar con el padre y la madre sobre los

Indicadores de Oportunidades y Conquistas y sobre las siguientes vacunas del bebé;

• Entregar, leer y conversar con la madre sobre las tarjetas 13 y 14 de Lazos de Amor, según las orientaciones de la página 29 de este Manual;

• Responder las preguntas del Cuaderno del Líder.

Sugerencia de tarea para esta etapa de la capacitación

• Organice un mapeo (mapa) de la comunidad;

• Intente identificar dónde están las embarazadas y, por lo menos, tres bebés con menos de un año.