Índice del artículo

Extracción manual de la leche materna

Antes de que la madre se haga la extracción manual de la leche, para mantener la calidad, son necesarios algunos cuidados, como:

• Lavarse bien las manos y secarlas con un trapo limpio;

• Escoger un recipiente limpio y hervido en agua;

• Ponerse en postura cómoda y, si es posible, en un ambiente tranquilo.

Para recoger la leche del pecho:

• Hacer masajes circulares con las puntas de los dedos en la base de la mama, en dirección al pezón;

• Colocar el dedo pulgar sobre la mama, encima de la areola, y los otros dedos en la parte de debajo de la mama, formando una concha con la mano;

• Hacer el movimiento de extracción manual de la leche, apretando delicadamente la mama, llevándola hacia atrás y hacia delante rítmicamente;

regina-reinaldin-enfermeira-da-pastoral-da-crianca

Foto: Eli Pio

• Desechar los primeros chorros de leche, porque pueden tener microbios que están en la punta del pezón del seno. Estos microbios pueden estropear la leche que se guarda, pero no perjudican la salud del bebé cuando la madre amamanta directamente del pecho.

Cuando vuelve a casa, la madre debe ofrecer el pecho al bebé. Después, puede hacer la extracción manual de la leche para ser usada al día siguiente. La cantidad y la apariencia de la leche varían entre una extracción manual y otra.

regina-reinaldin-enfermeira-da-pastoral-da-crianca

Foto: Eli Pio

• Repetir el movimiento de extracción manual de modo rítmico, girando la mano alrededor de la areola para vaciar toda la leche de la mama;

• Alternar las mamas cuando la cantidad de leche que sale disminuye, o cada cinco minutos, repitiendo el masaje y la extracción manual, hasta conseguir la cantidad de leche deseada;

• Después de la extracción manual, untar un poco de leche en los pezones para evitar grietas.

Cómo guardar la leche del pecho:

• Después de la extracción manual, la leche del pecho debe enfriarse. El recipiente con leche se debe tapar y colocar en agua helada durante dos minutos. La leche se debe guardar en uno de los estantes de la heladera (nunca en la puerta). Debe ser consumida antes de pasar 24 horas;

A la hora de ofrecer la leche al bebé, usar primero aquella que fue retirada hace más tiempo. Para calentar, coloque el vaso de leche dentro de una olla (cacerola) con agua tibia o caliente (baño-maría). Esta leche se debe ofrecer al bebé con una cuchara o directamente de un vaso.

Siempre que la mamá está en casa, es necesario que ofrezca el pecho al bebé más veces. Así, ella estimula la producción de más leche y alarga el período de amamantamiento materno. El uso de la mamadera (biberón) estimula el abandono del pecho.

regina-reinaldin-enfermeira-da-pastoral-da-crianca

Foto: Márcia Mamede

La persona que cuida al bebé debe ofrecer esta leche con una cuchara o con un vasito. La tetina de la mamadera (biberón), acostumbra mal al bebé y luego, él no va a querer mamar más del pecho de la madre.

Cuando el bebé no aumenta de peso de un mes a otro, converse con la madre para saber qué es lo que está pasando. Puede ser que el bebé está mamando poco, que la madre está cansada o que no se está alimentando bien. En caso de que la madre haya vuelto a trabajar, converse también con la persona que cuida al bebé.

Cuando no hay leche materna en cantidad suficiente, es preferible introducir las papillas en el 5º mes antes que usar mamaderas (biberones) de leche. De esta forma, además del amamantamiento materno, se puede dar un alimento, ofrecido en una cucharita, sin el peligro de recurrir a la tetina de la mamadera (biberón).